Por que creo que si, que los animales y los niños pueden ir en una misma frase, que el título del post bien se podría interpretar por que los niños son unos animales, jajaja… Que haberlos, ‘hailos’, pero no, no hablo de ese tipo de niños-animalados ^^

Voy a hablados de la relación y la convivencia NIÑOS-ANIMALES DOMÉSTICOS

Adelantemos a las y los lectores del blog, que servidora es FIEL defensora de los animales, ¡ADORO A TODOS LOS ANIMALEJOS! además de tener un gatazo en casa, (Cofi no entra en el concepto como gato o gatito, pesa 6k y es gigante, con que ‘minino’  es un calificativo que se queda pequeño para él), siempre he pensado que la gente que tiene animales como mascotas, (no me gusta esta palabra ‘mascotas’, al fin y al cabo, acaban convirtiendo se en un miembro más de la familia), como decía, la gente que tiene animales, son personas de las que te puedes fiar, no se, quizás sean sensaciones mías…

Cofi lleva con nosotros en casa desde que compramos el piso, allá por el 2005, lo trajo PAPArracho a casa de una casa de acogida de animales,  tenía 3 semanas de vida, no era más que una bola peluda con ojos saltones y orejotas de Gremblin que se escondía entre los huecos del sofá para dormir, pero cuando me quedé embarazada de Batusi, el miedo se apoderó de mi, hablo de miedo por la famosa TOXOPLASMOSIS, una bacteria que transmiten las heces de los gatos, pero que también lo hace la carne cruda, las verduras, etc, y que muchas embarazadas por puro desconocimiento del tema, acaban o abandonando a sus gatos, o en algunos extremos, haciendo cosas mucho peores…

Lo malo de esta enfermedad es que puedes estar contagiada y no saberlo, es decir, la mamá ni se entera por que no le afecta en absoluto, pero al bebé si, más propensa en el último trimestre de gestación.

A partir de aquí, todo fue un indagar e investigar en el tema toxoplasmosis, acudí a mi gine para contarle la situación, y ella me calmó y tranquilizó, si la gente estuviera mejor informada con este tema, el miedo social a un contagio sería mucho menor y no achacaríamos únicamente a los gatos un posible contagio de esta bacteria, que OJO, NO ES EL GATO EL QUE LA TRANSMITE, SI NO SUS HECES.

Nosotros vivimos en un ático y Cofi tiene su ‘baño’ en la terraza, lo cual esto facilita el cambio de tierra, que obviamente durante todo el embarazo fue PAPArracho el que cambiaba casi a diario su tierra.

El miedo al contagio estuvo ahí, eso no lo vamos a negar, pero si hubiera tenido que hacer caso a los comentarios y opiniones de la gente a mi alrededor, Cofi estaría colgando de un árbol en la plaza del pueblo, o abandonado en la calle a su suerte, por que otra cosa no, pero el meterse en la vida de los demás… Menos mal que yo no hago ni puto caso casi nunca, os aseguró que es lo mejor, si estáis preñis informar os y asesora os con especialistas, ellos os dirán como evitar contraer esa enfermedad.

Y el día a día con Cofi y Batusi que queréis que os diga, ES UNA PASADA, dicen que los gatos van a su bola, que son más independientes, bla bla bla… Pues mi gatuno-gorduno es un amor, juega con Batusi, y aunque a veces acaba de ella hasta las orejas, por los estirones de cola, se lo pasan pipa juntos, ella gateando detrás de él, y él corriendo por la casa para que ella vaya detrás, Cofito es muy dócil y manso, aunque cuando le da el ataque de locura, se pone a a correr por toda la casa, subiéndose por las paredes, pero si hay algo que es su talón de Aquiles es que le encaaaaaaaaantan las caricias, y algo muy curioso, y que no les suele gustar mucho a los gatos, es que le acaricien a contrapelo, ¡se vuelve loco!, en resumen…


animales y bebes

La moraleja de todo esto es, que toda la vida el ser humano ha vivido entre, y con animales, (mi abuela sin ir más lejos tenía un corral con gallinas, patos, un gallo… y yo me lo he pasado en grande de pequeña revolcándome y jugando en el granero, y aquí estoy ¡vivita y coleando!), y  no me ha pasado absolutamente nada, yo estoy encantada de que Batusi pueda crecer con Cofi, queriendo a los animales, mi opinión personal es que cuando se da amor y cariño, aunque sea a unas cositas con cuatro patas y cola, se es mejor persona, más feliz y uno se siente mejor consigo mismo.

¿Vosotr@s tenéis animales domésticos?, ¿qué tal se llevan con cuestr@s peques?

¡¡BUEN FIN DE SEMANA A TOD@S!!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)