Aquí me hallo, el día de año nuevo, a las 21:40 de la tarde, con el #BuenPadre meciendo a La Pulgui, y la #MalaMadre tirada en el sofá portátil en las rodillas, y mascando chicle con la mirada a veces perdida en las lucecitas del árbol de Navidad, y aveces en la tele que ahora mismo Frank de la jungla está haciendo de las suyas con esos bichejos raros que tanto le gustan al #BuenPadre, y escuchando al Pollito Amarillito de fondo, es lo que hay… 🙂

Sin duda el 13 ha sido mi año, nuestro año, ya desde el día 1 de Enero del 2013 intuía que así iba a ser, nos encontrábamos en los Pirineos recibiendo el año en plan escapadita romántica, y tan romántica fue, que allí en la alta montaña ‘encargamos’ a Paula, ejem, ejem…



Ese mismo día, Mi Cari me despertaba a las 8 de la mañana, yo con una resaca que tiraba pa’ tras, después de haberme cascaó entre pecho y espalda una botella de vino casi de trago, (una es muy fina oiga, pero si se lo propone, puede llegar a ser muy osobuca), por que ¡estaba nevando!, pegué un brinco de la cama súper emocionada, por que aquí en Valencia no es muy habitual ver nieve, y mucho menos, ver nevar, fue el presagio de que ese año empezaba bien, y así ha sido, sin duda el mejor año de mi vida, nos ha traído a nuestra Pulguilla, nos ha dado salud a mi y a todos los míos, y otro año más, nos hemos sentado todos alrededor de la mesa, aunque con una ausencia en la familia de Mi Cari 🙁

Siempre he sido de hacer balance el día de noche vieja de todo lo acontecido en el año que se va, pero más mental que otra cosa, este año al tener el blog, voy a plasmarlo aquí, para ‘obligarme’ con los propósitos de este 2014, más que nada… Aunque no penséis que voy a hacer una lista como las de la compra que no se termina nunca, ¡que va!, es más, creo que solo me voy a proponer un par de cosas, como mucho tres, básicamente por que no quiero sentirme presionada al cumplirlas, me voy a obligar con algo fácil, sencillo, y para toda la familia, para poder cumplirlos no os vayáis a engañar, y así el año que viene poder decir ¡si, ole yo que he cumplido lo que prometí!, por que yo lo valgo… 😉

-Mi primer propósito va a ser algo que ya llevaba en mente desde que di a luz a Mi Pulgui, hacer ejercicio again, digo again, por que cuando dejé de fumar, (va a hacer ya 2 años), a Mi Cari y a mi nos dio por ponernos a hacer deporte como dos poseidos, concretamente irnos a correr, yo lo alterné con el boxeo, teníamos un saco colgando en la habitación desastre, (que además albergaba el portátil, un acuario gigante, un armario con miles de trastos mierderos, herramientas, mi mesa de dibujo, y un sin fin de cachivaches, que gracias a la llegada de Paula ha pasado a ser la habitación más bonita de toda la casa), la cosa es que con el embarazo el deporte paso a mejor vida, y dándole la teta a Paula, no tengo mucho margen horario para escaparme y retomarlo de nuevo. Ahora que en breve empezará con la papilla de cereales y de frutas, ya tengo aquí mi tiempo para poder ir a la piscina climatizada a hacer Aqua Gym, y Yoga, que de vez en cuando esto último lo alternaré con GAP, esta ha sido mi elección, ya que NO SOPORTO LOS GIMNASIOS, fui una vez, cuando tenía creo que 16 años, y no duré mas de un mes, ¡que ascazo oiga!, entre el olor a macho cabrío, y el postureo, no hay quien lo aguante.

-Mi segundo propósito es bastante sencillito, y puede practicarlo cualquiera, de hecho ¡os invito a todas!, es sonreír más, ser más feliz (si cabe), y tomarse la vida con una filosofía un poco más flower power, se que suena muy empalagosillo, pero creo que pensando así, todos seremos un poco más felices, y no nos enfadaremos tanto con el mundo.

Hasta aquí mi primer post del año, bueno el segundo, que ayer hice un rápido pero significativo Miércoles Mudo

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)