No se vosotras, pero desde que soy madre, no puedo salir de casa con ‘lo primero que pillo’, revisto y requetereviso el bolso que cuelga del carro una y otra vez ‘¿He cogido la…?’, ‘¿Donde está el…?’, esto me pasa cada vez que voy a salir de casa, ¡una odisea!, con lo happy que me iba yo antes con mi bolso chuliférico y súper estiloso, y si se me olvidaba algo en casa, ¡Bah, no pasaba nada!, pero ahora… Ahora no queridas, si se me olvida algo, fijo que me toca dar media vuelta para casa esté donde esté para cogerlo, por que seguro que me va a hacer falta.

También tengo que reconocer que soy bastante planificadora, me gusta echar mano al bolso y tener lo que busco (dentro de lo que se puede llevar dentro de un bolso of course), lo bueno de esto, es que ahora mi bolso ha duplicado su tamaño, ya que el bolso del carro es bastante grande y me cabe de todo, (lo cual es un ‘problema’, por que cuanto más cabe, más meto dentro), como hoy tocaba ‘limpieza bolseril’ he hecho inventario de lo que llevo inside…

20131115-200129.jpg

para post 3

para post        para_post_2

Esto es lo que llevo dentro del bolso, (luego nos queda lo que va dentro del capazo, y lo que va en la cesta, que es gigantesca) ahora que ha llegado el frío llevo a La Pelirroja con más capas que una cebolla, he aquí una muestra…

20131115-200151.jpg    para post 4

Por no decir, cuando voy a hacer algo de compra, que of course también va a la cesta, cebollas, el pan, fiambre, arreglo para el puchero, fuet… estas eran unas de las tantas cosas que llevaba esta misma mañana ¿qué os parece?, ¿que padezco el síndrome caracol llevándome la casa a cuestas…?, ¿vosotras también soléis salir con tanto trasto y tanto cachivache como yo? ¡contar, contar!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)