Estoy que ¡ya no puedo más! (!%#[*,’ñ€?@¡»-X;…%)

Hace dos semanas fui a hacerme la prueba de la glucosa o Test O’Sullivan, más conocida como la prueba del azúcar, donde te sacan sangre y te dan a beber un asqueroso líquido a modo de jarabe, que es puro azúcar, a la hora te vuelven a sacar sangre otra vez, para ver como tu organismo va quemando el azúcar (el jarabe…)

Pues bien, me salió un poco alto, y aquí me hallo, en la clínica repitiéndome los análisis, pero esta vez amig@s, te sacan sangre sin piedad…

He llegado a las 7:30 de la mañana, y me han sacado el primer tubo y una muestra de orina, y acto seguido, doblé dosis del jarabe que la vez anterior, (que fueron 50g)

es decir 100g, a la hora (8:30) te vuelven a sacar sangre, y dos horas después (9:30) otra vez a sacarte sangre, y aquí estoy, a las 10:15, esperando a la última extracción, y definitiva, sin duda una de las peores pruebas hasta el momento, la primera hora la he pasado muy mal, mareada, con angustia y con mal cuerpo en general, teniendo en cuenta que llevo desde las 6 de la mañana despierta, en ayunas, con un hambre que me muero y con ganas de salir de aquí, ¡YA!

(Os dejo una muestra del chupito mañanero que me ha colocado hoy… 😉

Esperemos que no tenga que volver a hablar del tema, eso será señal de que todo ha ido bien…

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)