El NO colecho señoras, eso que a ninguno de esta casa nos gusta, bueno si, a Cofi, nuestro gato, no hay cosa que le guste más que ponerse a dormir a los píes de nuestra cama, (aunque nunca le dejamos), llamadme rarita, pero así es, me gusta que cada pardalillo duerma en su nido, y a Batusi aunque aún no lo dice, intuyo que le pasa igual.

Cuando era bebé, (más bebé quiero decir), le di durante 10 meses lactancia materna en exclusiva, vamos que el papi no se turnaba conmigo en las tomas de la noche, el dormía del tirón, y se levantaba tan fresco, y como yo soy una marmota durmiente, y me gusta más hibernar que a un oso panda, me ‘picaba’ eso de levantarme, así que durante esos meses teníamos a Batusi en mi lado de la cama en una mini cuna, sólo me tenía que incorporar un poco y la metía conmigo para darle las tomas, en la mayoría de las nocturnas me quedaba sopa con la peque enganchada a la teta, y viceversa.

POR SUERTE, y creo que no somos muy conscientes PAPArracho y yo de lo afortunados que somos, en que nuestra hija haya heredado los genes ‘marmotiles’ de ambos, y es que Batusi casi desde los 4 o 5 meses más o menos, duerme del tirón unas 9 o 10 horas, a las 22:00 o 22:30 suele dormirse y hasta las 8:30 o las 9:00 no se le oye, lógicamente nos ha dado nochecitas toledanas, pero las cuento con los dedos de una mano, todo sea dicho, así que a los 13 meses, como decoradora culo inquieto que soy, decidí hacer unos cambios decorativos en la habitación de matrimonio, era el momento para pasar a Batusi a su dormitorio, la prueba de fuego…

Las primeras semanas tenía el video portero pegadito a mi y lo miraba a todas horas, pero noche tras noche veía lo mismo, y pasaba lo mismo, es decir, NADA, Batusi duerme como un lirón, y una vez coge el sueño, ni la mascletá más sonora del mundo mundial puede despertarla.

En algunos casos aislados y muy  puntuales ha dormido con nosotros, cuando ha tenido fiebre, en la etapa de la dentición que estaba un poco más meloseta, o cuando ha tenido mocos o tos que se suele despertar con más facilidad, y NINGUNO DE LOS TRES HEMOS DORMIDO.

Todos los niños (o casi todos) tienen sus manías, unos duermen con algún peluche, otros el chupete, otros del revés, etc y la manía de Batusi es que tiene que tocarle algo en la cabeza, en la coronilla concretamente, de normal suele ser el cabecero de su cuna, pero en nuestra cama NO TENEMOS CABECERO, (no me gustan), a modo de cabecero tenemos una pared de madera de friso (como el parquet, pero para la pared), pues bien, inconscientemente ella por la noche va buscando ‘eso’ que le falta tocar en su cabeza, el cabecero de su cuna, que en la cama de los papis NO ESTÁ, y me paso toda la noche bajándola, porque intenta tocar la cabeza con la pared, ella no nota ‘ese algo’ que le falta en la cabeza, se cabrea, se despierta y llora, y así en modo bucle, p0r lo tanto ni duerme ella, ni dormimos nosotros.

Por no nombrar las veces que se atraviesa en la cama casi tirándonos a su padre y a mi, nos muele a patadas, hostiones, y se entretiene a las 4 de la madrugada estirando del pelo a mami, un caos en definitiva, eso si, los Domingos que estamos los dos en casa por la mañana me llevo a la peque a la cama, y nos lo pasamos pipa los tres jugando y haciendo el tonto 🙂

Hace muchísimo tiempo que no duerme con nosotros (ni me acuerdo la última vez), pero este fin de semana nos hemos ido de viaje rural a Teruel, y la cuna de viaje se quedó en casa, y el apartamento donde nos hospedábamos no tenía, aunque ya lo sabíamos, así que durmió con nosotros, bueno… Dormir lo que se dice dormir no dormimos mucho que digamos, ¡vaya nochecita!, a las 7 de la mañana ya estábamos los tres despiertos, yo molida como si hubiera escalado el Annapurna a la pata coja, PAPArracho arrinconado y casi en el suelo totalmente destapado y Batusi amaneció, ¡ojo al dato! ATRAVESADA EN LA ALMOHADA, pá morirse…

¡¡Contarme vuestros casos!!, ¿dormís con los peques?, y si es así ¿cómo lo hacéis?, ¿dormís bien?, ¿descansáis? 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)