Este es un tema que así a simple vista puede pasar sin pena ni gloria, pero cuando te toca vivirlo como nos pasó a nosotros, cobra más importancia de lo que puede parecer.

Hace unos meses que le hemos quitado el pañal a Batusi, y la verdad es que la operación pañal ha ido viento en popa a toda vela, unas cuantas meadas encima, y un par de cacas después, nuestro polluelo pide pipí y caca esté donde esté, en casa va ella sola y sólo pide ayuda en contadas ocasiones, el problema vino cuando estábamos fuera de casa.

 Estábamos tapeando en un bar con unos amigos, Batusito tenía tan sólo unos días de vida, me puse a darle el pecho y justo en ese mismo momento vino Batusi a pedirme pipí, (la que es bimadre sabe de lo que hablo, siempre en el momento más inoportuno…), «Cari lleva a la peque al baño que quiere hacer pipí», seguí dándole el pecho al peque y charrando con mis amigas sin pensar en nada más, y sin darle más importancia que mi hija había ido al baño con su padre.

Volvíamos ya los cuatro a casa paseando, y de repente me vino un flashback…

-¿A qué baño has entrado con la niña?
-Al de hombres
-¡Uy!, ¿y eso porqué?
-¿Cómo qué porqué?, ¿qué quieres que entre yo al de las chicas?
-¿No la habrás sentado en la taza no?
-(mirada fulminante), no la he sentado, pero te puedo asegurar que el vater de los chicos está mucho más limpio que el de las chicas…

Después de debatir un rato sobre esta última cuestión de limpieza entre géneros, ¿qué se supone que se hace en esta situación?, ahora Batusi es pequeña aún, ¿pero, y cuando sea más mayor?, ¿entrará con su padre al vater y le tendrá que ver la chorra a todo Dios que esté allí meando?, recordemos que los baños de los hombres tienen los urinarios a la vista.

Con el pequeño Batusito la situación me parece menor, si va con su padre perfecto, y si va conmigo lo entro al vater de chicas y solucionado, llamarme machista, pero el problema no me parece tan grave como al contrario, no es la primera ni la última que nos va a pasar esto, en un bar, en un centro comercial, en un parque de bolas…

Si vamos los cuatro voy yo con la peque al baño, pero hay otras veces en las que yo no voy, o no puedo ir como fue el caso de estar dándole de mamar a mi otro hijo, y PAPArracho entra con el baño a Batusi, por su puesto al de los hombres, ¿qué no me gusta?, en absoluto, no me gusta que mi hija vaya a hacer pipí paseando entre chorras al aire, ¿soy yo, o a más de una os pasa esto?.

¿Os habíais sentido en la misma situación que yo alguna vez?, ¿vuestros maromos llevan al vater de hombres o de mujeres a vuestras hijas?, contarme vuestros casos, me encantará leerlos.

Firma final de post

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)