Ante todo dar las gracias por todas las opiniones y comentarios, tanto en el post de ayer, como en MI PÁGINA DE FACEBOOK, las agradezco mucho, de verdad, y me encanta leer los casos de cada una 😀 por si alguien no sabe de que hablo, os dejo AQUÍ MI POST DE AYER, la primera parte de esta historia.

Aclarar, que este FUE NUESTRO CASO, y que yo cuento MIS EXPERIENCIAS tal cual nos sucedieron A NOSOTROS, como todo en esta vida, cada casa/persona es un mundo, hay quien está encantad@ de la vida con su seguro, y hay quien está en juicios por estafas/engaños, como ya os he dicho, aquí os cuento nuestra MALÍSIMA EXPERIENCIA, no pretendo juzgar a los seguros en general, expreso lo ocurrido, por si puedo ayudar a alguien que esté, o vaya a estar en la misma situación que nosotros, que no le pase lo mismo, y esté al lorito con el tema.

Dicho y aclarado esto, vamos con la segunda parte…

Aunque el que estuvo totalmente involucrado en la gestión de llamadas, papeleos, llamadas, faxes, llamadas, viajecitos a la sede central del seguro, llamadas, etc ¿he dicho llamadas?, en todo este asunto fue PAPArracho, cabeza pensante de los dos, mente fría, con salida y respuesta para ABSOLUTAMENTE TODO en esta vida, y con argumentos sólidos además, y para que engañarnos, con mucha más capacidad que yo para solucionar todo este tipo de problemas sin perder los nervios, (como lo admiro en este aspecto), pero el motivo principal, era que yo tenía en casa un bebé de menos de una semana de vida, enganchada todo el día al pecho, y que como dije ayer, estaba TAN SUMAMENTE FELIZ, que no quería que me amargara MI MOMENTO una compañía de seguros de mier**, ACABABA DE SER MADRE ¡que coño!, me tocaba disfrutar.

El padre de la criatura me tenía al tanto de todo, y aunque yo estaba un poco ‘más apartada’ del tema, cada paso que daba y movimiento que hacía PAPArracho, yo estaba al corriente, lógicamente, pero el seguro era mío, lo cual implicaba que para firmas de papeles, y a la hora de hablar con el titular, tenía que ‘dar la cara’ yo, bien, sin problema.

Nos leímos POR SEGUNDA VEZ, digo segunda vez, por que antes de que yo firmara el contrato con el seguro, me leí de la página 1 hasta la 75 que comprende la póliza, todos los puntos y apartados habidos y por haber, por si hay alguna duda, yo no soy de las que firman por firmar, no, me gusta leer lo que firmo y siento que tengo la necesidad de hacerlo, pero lógicamente, una NO ES PERFECTA, y siempre hay cosas que se escapan…

(Yo)-Mira, en el punto 1.2.1 / 8 apartado 9, está más que claro que es nuestro caso, el seguro cubre todos los gastos del bebé las 4 semanas después del parto.
(PAPArracho)-Ya, pero mira el punto 1.6.3 / 34 párrafo 8.9.0.45 – 04, dice que tiene que estar asegurado en las 24h siguientes después del parto, y Batusi no lo estaba.
(Yo)-Si, pero mira también lo que dice el punto 2.4.2 / 2 – 66 punto 8.9 apartado 77,- 345, que las 24h siguientes al parto el seguro se hace cargo de todos los gastos del neonato (lo cual nos cobraron en la factura).
(PAPArracho)-Ya ya, pero mira el punto 2.7.4…

(Entiéndase como ironía todo lo de los apartados, es que es de traca…)

Y así horas y horas, de un punto se derivaba a otro, de otro a otro y a otro… Sin sacar nada en claro, por que todos sabemos como les mola a los seguros enrevesar las pólizas, donde te dan la razón en un punto, en el punto siguiente te la quitan, y así sucesivamente.

Hasta que llegamos a un punto que parecía no tenía salida y el cual NOS DABA TOTALMENTE LA RAZÓN, podíamos asegurar a Batusi, y el seguro correría a cargo de todo, POR QUE NACIÓ PREMATURA, ¿prematura?, ¿pero si a partir de la semana 37 los médicos consideran que el embarazo ya ha llegado a término?, si señoras, pero BATUSI NACIÓ EN LA 36+6, ¡¡UN DÍA!!, por un día podíamos decir que era prematura, ¡¡Uf… que alivio!!

Llamamos por teléfono, por que en la sede central de aquí de Valencia era como hablar con una pared, la chica que había en la recepción NO TENÍA NI IDEA DE NADA, y nos repetía en bucle como grabado a fuego en sus escasas neuronas, que ‘está todo en la póliza’,‘ ya ya, pero está todo en la póliza’, ‘si si yo le entiendo, pero está todo en la póliza’, o nos remitía una y otra vez a las oficinas centrales en Madrid, todo que teníamos que luchar lo tendríamos que hacer mediante llamaditas telefónicas vamos, y así hicimos, lo gestionamos todo por teléfono, que como era un tema delicado, con cada persona que hablábamos le pedíamos el nombre, para que fuera esa persona la que lo gestionara todo, y no tener que estar contando la historia cada vez a una persona, y así fue, una única persona nos lo llevó todo, muy maja he de decir.

(Al otro lado del teléfono)-Si, si, tenéis razón, al ser prematura los cargos adicionales, corren a cargo del seguro, está en el punto 1.9.4.98998898347582376598726… 
(Yo)-Mira nosotros sólo queremos asegurar a la peque, no es que queramos que nos paguéis la factura y ya está, que también, quiero incluirla en mi seguro, o hacerle uno independiente a ella.
(Al otro lado del teléfono)-Muy bien, pásame todos los datos de la nueva asegurada, que voy a proceder a gestionar todas las alegaciones pertinentes, y en os llamo a lo largo de la mañana…

Pobres ilusos… Nos llamó si, pero para decirnos lo siguiente…

(Al otro lado del teléfono)-Perdonar, pero hemos estado revisando vuestra póliza, y NO ES POSIBLE ASEGURAR A VUESTRA HIJA, así que como no va a ser nuestra asegurada, no correremos con los gastos.
(Yo)-¿Qué no podéis asegurarla por qué? (que un seguro que su único fin, es sacarle la vida, te diga QUE NO PUEDE ASEGURAR A TU HIJA, era cuanto menos raro de cojo**)
(Al otro lado del teléfono)-Por que Núria García con DNI…. a día de hoy, NO LLEVA UN AÑO CON NOSOTROS, por lo tanto, como tenéis en el artículo 1.98………. cito textualmente ‘Los recién nacidos podrán ser incluidos en la póliza con todos sus derechos, cuando el alta de la madre biológica en dicha póliza haya tomado efecto con al menos, 365 días de antelación al parto’ (copiado literalmente de la póliza), a la niña le cubre un mes después de dar a luz TODOS LOS CUIDADOS que se hagan en la clínica, si usted hubiera estado un año con nosotros, todos esos gastos que han tenido que pagar, hubieran corrido de nuestra parte, pero no es el caso…
(Yo)-Bueno, no llevo un año ahora (faltaba un mes para hacer el año), pero tengo un contrato con ustedes en los que SI QUE VOY A ESTAR UN AÑO SI O SI, y les estoy diciendo que ADEMÁS DE MI PÓLIZA VAMOS A INCLUIR A NUESTRA HIJA, van a ganar una asegurada más.
(Al otro lado del teléfono)-Ya… Si yo le entiendo… Pero ahora mismo día X de Agosto de 2013 no cumple los requisitos… Lo siento… Pero así es… 

TIERRA TRÁGAME, habíamos quemado nuestro último cartucho, YA NO PODÍAMOS HACER NADA, fue una situación surrealista, vale, de acuerdo que a día de hoy no hace un año, pero por contrato ¡IBA A ESTAR CON VOSOTROS UN AÑO!, ¡Y MÁS SI ME HUBIERAIS GESTIONADO ESTO DE DIFERENTE FORMA!, y con una nueva póliza además, la de mi hija, esa a la que un seguro NO PODÍA ASEGURAR, lo que yo os diga, surrealista…

Conclusión de todo esto, hicimos las reclamaciones pertinentes, y lo único que sacamos, como medida excepcional y a modo de ‘disculpas’ fueron 3 meses de seguro gratuito, y si asegurábamos a Batusi, que lógicamente NO HICIMOS, nos ofrecían para ella una póliza con una infinidad de beneficios, ventajas y excepciones, que de normal no se tienen, aún así nos negamos, y a día de hoy ya no estoy con dicho seguro.

¿Qué fueron a pillarnos?, ¿qué legalmente tenían razón?, ¿qué se lavaron las manos?, ¿qué si hubieran querido podían haber corrido con los gastos, por que a fin de cuentas iba a estar un año con ellos?, pues si, o pues no, desde luego que nosotros nos sentimos ABANDONADOS por ellos, y no es que no leyéramos la letra pequeña, es que se dieron una cantidad de casualidades, que se y circunstancias enrevesadas, en las que lamentablemente nosotros éramos los que salíamos mal parados…

No puedo cerrar el post sin hacer una mención especial a la pediatra de la clínica, que trató a Batusi desde el minuto 1, estaba al tanto de toda la situación con el seguro, se comprometió a tratar a Batusi de forma privada sin ningún coste, de manera gratuita, le pareció, al igual que a nosotros, que la aseguradora no había actuado bien, y textualmente nos dijo ‘menudos cabro*** que se lavan las manos a la mínima de nada, no sabéis la de casos que hemos tenido parecidos al vuestro…’, y consideró que Batusi no tenía que ‘pagar los platos rotos’, así que tanto la prueba del talón, como otras pruebas a posteriori, las hizo dicha pediatra DE MANERA GRATUITA, esto señoras, es una profesional como la copa de un pino. 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)