…y 7 meses después, sigo dándole teta a Batusi, quien me lo iba a decir…

Hecho la vista atrás, y me parece que fue en otra vida, recordando el primer mes donde lo pase taaaaan mal por culpa de una mastitis, las grietas, lo que le costó a Batusi engancharse, los continuos (y fuertísimos) dolores de espalda, las pezoneras, pero ante todas estas adversidades salimos adelante, quien me conoce sabe que a cabezona y a testaruda, no hay quien me gane.

Estuve a punto de abandonar la lactancia materna al aparecer la mastitis, fue HORRIBLE el dolor en el pecho, pero luché (si se puede decir así) contra ella, y gracias a mi ginecóloga que me acertó el tratamiento a la primera, y pudimos seguir disfrutando del maravilloso mundo de la lactancia, recuerdo al dar a luz a Batusi que a quien me preguntaba le decía algo como… ‘Si, voy a darle pecho, pero solo un par de meses’ ¡Ja!, que te lo crees tu bonica, esto engancha queridas, y a día de hoy vamos a hacer 7 meses de lactancia materna exclusiva, y no veo el momento de destetar a Batusi, y para que os voy a engañar, tampoco quiero.
Veo lo sana que se está criando, lo cómodo que es, y pienso, ‘ya si eso el mes que viene…’

Empezamos hace un par de meses con la papilla de cereales, y aquí esta la menda ordeñándose por la noche mientras descansa en el sofá, viendo la serie de turno, para que Batusita tenga su desayuno con leche de mami al día siguiente, lo que yo os diga, engancha…


20140325-110807.jpg
También reconozco que el haber tenido mucha leche ha influido (y mucho) en que la lactancia este siendo tan duradera y placentera, por que he de decir que si Batusi hubiera pedido teta cada media hora, y no cada dos y media o tres, no se sí hubiera tirado la toalla antes de tiempo.

Conforme vamos introduciendo papillas y alimentos a Batusi, vamos reduciendo las tomas, a día de hoy mantenemos la toma de la noche y del desayuno, no se el tiempo de mas que voy a seguir dándole el pecho, lo que sí se es que mientras dure voy a seguir disfrutando de ella y de sus beneficios, ya que el balance de estos meses es mas que positivo, por que la lactancia materna es uno de los mayores placeres que puede darte la naturaleza, una de las mejores sensaciones que he experimentado, y aunque las tetas se me hayan quedado como dos pimientos escurríos (todo sea dicho) he descubierto unos sujetadores milagrosos que te levantan el pecho hasta la garganta a modo de pajarita 😀

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)