Últimamente estoy que ‘me salgo’ con los post que publico en el blog, o en las publicaciones de mi fanpage de Facebook, me caen por todos los lados 😀

Cuando un blogger abre un blog, al menos en mi caso así fue, en lo que menos te paras a pensar es en las críticas de los lectores que puedes recibir, o en algún caso aislado de tus compañeras de escritura, que todas sabemos como se pone el patio de vecinas Twitter de vez en cuando…

Abres un blog, expones tu vida, o la que interesa/quieres exponer, que hasta el momento mis lectoras todavía no saben que color predomina en mi cajón de la ropa interior, pero que todo se andará ;D lo abres con la intención de contar tus experiencias vividas, lo que te funciona bien, lo que no, cada blogger con su forma, manera y condición, de maternidad, decoración, moda, tecnología… Aunque quizá este primero, el maternal, es el que más suspicacias puede levantar, por que SIEMPRE por H o por B hay debate, da igual de lo que hables, SIEMPRE lo hay.

Imagen sacada de Internet

¿Qué hablas de lactancia?, ¡zas en toda la boca!, ¿que hablas de colecho? ¡pam!, ¿que hablas de guardería? ¡pumba!, caen por todos los lados oiga, ¡que es genial ojo!, ¡me encantan los post con polémica!, que den que hablar, ¿qué sería del mundo sin una diversidad de opiniones si todos pensáramos y opináramos igual?, que coñazo y que aburrimiento… Además quien me conoce sabe que soy de ‘entrar al trapo’, no me gusta la gente que tira la piedra y esconde la mano, ¿has metido cizaña?, ¡pues con tus argumentos defendiéndolos hasta el final!.

En el 99% de los caso de mi blog han sido positivos, hemos creado en este año y pico que estoy con esta andadura blogueril, una comunidad en la que nos aconsejamos un@s a l@s otr@s y ¡es la caña!, como a través de la pantalla de un ordenador o del móvil puede haber gente TAN REMAJA, con la que hablas a diario y con la que conectas, con un@s más que con otros, que dedica parte de su tiempo en ti, en escribir un comentario, en enviarte un mail, o en darle un ‘me gusta’ a tu foto de Facebook.

También está el caso contrario, quien dedica su tiempo en pasar a rajar, en criticar todo lo que haces, discutir por pura diversión, ¡¿qué seríamos sin ellas?!, me pregunto yo… Tengo a un par que están alojadas en el blog con asiduidad, ¿como cuando te sale un grano con pus en toda la nariz el día de una boda?,  pues algo parecido, pero que paradójicamente luego las ves apuntadas a todos tus sorteos, ¡ojo!, tengo que decir que yo no he vetado un comentario en mi blog ¡JAMÁS!, y os puedo asegurar que en más de uno no ha sido por falta de ganas… Siempre y cuando no se ha faltado al respeto insultando, se puede llevar la contraria y debatir/discutir sin faltar al respeto, os aseguro que se puede.

Comentas entre tus bloggers-friends lo que te ha pasado con X comentario en X post, y las respuestas son ‘ni caso tía, pasa de todo’, pero no siempre se consigue, no siempre ‘pasas’, intentas que resbale, en algunos casos se consigue y en otros no, ¿qué no se le puede caer bien a todo el mundo?, a veces me sorprendo, pero no, no se puede… ;P (ironia on).

Yo llevo bastante bien esto de las críticas, ¿qué me jo**?, pues como a cualquiera imagino… ¿tú como llevas eso de que te critiquen o te juzguen por las palabras vertidas en tus post?, y si no eres blogger, ¡tú opinión también vale POR SU PUESTAZO!, ¿cómo llevas las críticas en tu vida en general?, ¡¡CONTAR, CONTAR!!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)