Hay ciertas cosas cuando te conviertes en madre que te toca asimilar, que tu hijo no duerma bien, que le cueste la vida comer, que sea un pegón en el cole, o como es nuestro caso, que no vea la tele ni dos minutos, no exagero, juro que Batusi no ve ni una puñetera serie de dibujos animados por mucho que se las intentemos «meter por los ojos».

Por mucho que me pese, en el penthouse MAMArracho no se ve ni Peppa Pig, ni la patrulla canina, ni Ben y Holly, bueno, eso de que no se ve lo voy a matizar, mejor dicho Batusi no los ve, porque aquí una servidora pone todo su empeño para ver si un día suena la flauta y se planta cara la tela a ver 5 míseros minutos de dibujos animados, pero de momento, sólo PAPArracho y yo aguantamos las aventuras de Josefa la cerda y su hermano Jorge.

Y DE REPENTE…

Peeeeeero, cierto día viendo vídeos de huevos Kinder en el iPad, (lo se, yo tampoco entiendo como le pueden gustar tanto esos vídeos chorras), Batusi topó con unos dibujos que le encantaron, ¡¡¡¡ALELUYAAAAA!!!!, clamé al cielo, wasapeé al padre de las criaturas para darle el notición, aquello me hizo tal ilusión digna de ser compartida.

Pantallazo de un capítulo de Masha y el oso.

Los dibujos que se iban a compartir en mis grandes aliados, agárrense señoras, son ¡RUSOS!, si si, como leéis, Rusos, las ilustraciones son auténticas obras de arte, son una pasada de chulos que bien podrían pasar por dibujos de Pixar por la calidad de imagen que tienen, eso si, entender entender, no es que entendiéramos mucho que digamos…

Imagináos, me puse en busca de dichos dibujos en castellano, y ¡los encontramos!, a mi me encantan, los vemos juntas mientras comemos, y lo peor es que luego me paso toda la tarde tarareando sus cancioncitas… ^^

Masha y el oso, así se llaman, y como ya os digo a Batusi le flipan, «Pisa y oso mami, Pisa y oso…», así me los pide la peque, (es que yo estuve una temporada llamando a la niña Misha en vez de Masha, de ahí que Batusi le llame así), así que a la hora de la comida, o de la merienda, en vez de poner la tele y ver a los perritos salvar la ciudad, ponemos el iPad y vemos las aventurillas de esta niña tan graciosa con su amigo el oso.

Pantallazo de un capítulo de Masha y el oso.

Tengo que reconocer que sentí una sensación orgásmica cuando vi que aguantaba viendo el capítulo entero, ¡y es más!, pedía ver otro, y otro… ¡Emoción máxima!, se que puede parecer raro, se que pensaréis que soy una exagerada, pero queridas, cuando una tiene una hija que como os digo NO VE NI UNA SOLA SERIE DE DIBUJOS, y ya ni que decir tiene una película, ese tema ya me parece surrealista, le embarga la emoción cuando puede ducharse tranquilamente durante 15 minutos sin tener una espectadora delante.

Así que desde aquí hago un llamamiento a los creadores de Masha y el oso, que por favor se compadezcan de esta madre que busca un momento de paz a lo largo del día, que no dejen de hacer capítulos, que hay niñas que no les importa verlos en Ruso o en Finés si hiciera falta.

Pantallazo de un capítulo de Masha y el oso.

¿Conocíais estos dibujos?, ¿vuestros peques son de ver dibujos animados o son del clan de Batusi que pasan olímpicamente de la tele?

Firma final de post

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)