Visita al ginecólogo, y ¡muy contentos!, por varios motivos:

-Batusi ¡se ha colocado! (bieeeen ;))
-No he cogido nada de peso (lo que he engordado), ha sido todo para la ratota)
-La diabetes gestacional está más que controlada, Paula pesa lo que corresponde a su tiempo de gestación, 2,300k (he hablado con alguna Mamátuitera y me dijo que su bebé, en el mismo tiempo de gestación, 35 semanas, pesaba 1k más que pulgarcita y sin tener diabetes gestacional)

El cultivo vaginal y anal bien, ni me enteré, y el contrapunto vino, cuando la ginecóloga nos dijo «muy bien, habéis entrado en la semana 35» y yo, « no no, es la 36″ y ella, «no no, es la 35…», mi chico y yo nos miramos con cara de tontos, frunciendo el ceño en plan, ¿Eing?, ¡¿Cómo co** hice yo las cuentas?!, pues mal, evidentemente… Me he ido una semana, no estoy en la 36 como yo pensaba, sino en la semana 35, no es que sea un tiempazo, pero oye, una semana es una semana, y con las ganas que tiene una de verle la carita a su pequeña… Pero bueno, no pasa nada, que no cunda el pánico, saldrá cuando tenga que salir, sólo se me trastocan algunos planes, ya no salgo de cuentas el 12 de Sept. sino el 18, tengo un poco más de tiempo para ir zanjando temas aun pendientes, y ultimar detalles, y a ver sí con suerte el vinilo para la habitación de Paula que su papi compró (hace 2 semanas ya) a Hong Kong por internet, llega antes que Paula 😀

Me advirtió que cuidadito con las contracciones, ya que yo le dije que por las noches, y cuando estaba un rato andando, me dolía bastante la tripa, y además de ponerse dura como una piedra, se me ponía un dolor en el lado derecho de la barriga, «párate estés donde estés, y descansas, ojito con eso por que puedes romper la bolsa y te puedes poner de parto» O_O así, sin más, y la tía te lo suelta de golpe, sin más preámbulos, pues menos mal que el día de antes en Leroy Merlin me dio por pararme y sentarme encima de unas maderas, sino, me veo dando a luz a pulgarcita entre escuadras, tornillos y alcayatas…

Ahora las visitas son más seguidas, cada semana, y en dos semanas visita a la matrona para monitores, y pruebas de la anestesia, señores, señoras, ¡esto marcha! 🙂

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)