Os podréis imaginar de que va el post sólo con leer el título, pues que la niña nos ha salido con la mano más suelta que suelta…

Y me diréis, ‘no te preocupes, eso son etapas, se le pasará…’, si si, la cosa es que esa ‘etapa’ NO PASA, llevamos un mes o dos así, y Batusi cada vez va teniendo más fuerza, y la mano más suelta, y no sólo con nosotros, por que le da lo mismo, iaia, mami, papi o quien cojo*** sea, ella suelta la mano, y ¡ale! hostia va, hostia viene, y lo peor es que no te la ves venir, la tienes en brazos y de repente ¡zas, en toda la boca!.

El problema viene, cuando estamos en esa leonera donde es, ‘sálvese quien pueda y mari*** el último’, más comúnmente conocido como: PARQUE.

No podemos dejar a Batusi sola ni 15 segundos, ¡y que decir de quitarle la vista de encima!, ni de coña vamos, si me giro, cuando me vuelvo a girar, tiene el dedo metido en la nariz o el ojo de cualquier otro  niño, y ahí estamos nosotros ‘Cariño no se pega, caricias, caricias, aaaaayyyyyy, ayyyyyyy (léase en el tono más ñoño que conozcáis), da caricias si, pero después de haberte soltado antes un hostión ><

Se lo he comentado a mi amiga psicopedagoga y psicóloga infantil, al pediatra, a amigas que nos llevan años de ventaja en esto de la maternidad y con varios churumbeles a sus espaldas, a compañeras de trabajo… ¡y aquí no hay Dios que se ponga de acuerdo!, cada una te dice de hacer una cosa…

PEDIATRA: Tenéis que decirle un NO ROTUNDO, aunque llore, no darle un golpecito en la mano, ni nada más.

AMIGA PSICOPEDAGOGA Y PSICÓLOGA INFANTIL: Es una etapa, está aprendiendo a controlar su cuerpo, sus impulsos, y ahora que está andando sola, y se le lleva la contraria en algo, descarga su ‘rabia’ de esa manera, paciencia, se le pasará…

AMIGAS CON CHURUMBELES MAS MAYORES: Aquí hay de todo, os podéis imaginar, que si dale un golpe en la mano, que ni no se lo des, que si dile ¡eso no se hace!, que si no se lo digas…

LA MÍA MAMMA: ¡Núria no le riñas!, eso no es pegar, está jugando (lo de La Mía Mamma es muy heavy, siempre excusando a Batusi, ya sabéis, una abuela, es una abuela…)

UNA VECINA: No pasa nada, déjala, ya llegará un niño que pegue más que ella, y verás como ya no lo hace más (aún sigo ojiplática) O.O

Hemos probado de todo, diciéndole ‘despacito, no se pega’, dándole en la mano acompañando un ‘¡eso no se hace!’, no diciéndole nada, diciéndole mucho, cogerle la mano y reñirla, ‘¡eso no Batusi, se dan besitos, caricias…’ pero ella va a la suya, te da dos caricias un besito y acto seguido ¡¡hostión!! ><

La cosa es que es súper cariñosa, le dices ‘un besito a mami’ y te lo da sin casi acabar la frase y acompañado con una caricia en la cara, o cuando de repente viene corriendo a darte un abrazo, o cuando la tienes en brazos y se pone a acariciarme el pelo, ¡eso le encanta!, (esperad, que voy un momentito a limpiarme la baba…) y a Cofi, nuestro gato, hubo una racha que lo llevaba frito a leches, pero ahora en cuanto lo ve, va detrás de el a acariciarlo y apoya su cabecita en su lomo o su barriga, y ha tomado como costumbre hacerle ‘aaaaahhhhh’, mientras lo acaricia como de muestra de cariño, tierno total… ^^

Así que en estas andamos queridas, cruzando los dedos para que sea una etapa corta, se le pase pronto y sólo se le ocurra dar besitos y caricias, y deje los hostiones sólo para cuando toque la pandereta en Navidad, por que es una situación difícil de llevar, sobre todo con esas madres ‘incompresibles’ del parque que no tienen piedad de nuestra situación, y me dicen cosas como ‘cuidado, que tu hija está pegando’

¿Qué hacéis cuando a vuestros peques se le va la mano?, ¡¡CONTARME, pleeeeeeeease!!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)