Cuando tuve la oportunidad de acudir a visitar la Clínica IVI de Valencia, no me lo pensé NI UN SEGUNDO, me habían invitado como blogger, a ver las instalaciones de la clínica, y conocer de cerca un proceso ICSI, o lo que todos conocemos como FIV (fecundación in vitro), una bióloga investigadora iba a estar conmigo en todo el recorrido haciéndome una visita personalizada, explicándome todos y cada unos de los rincones, y por si esto de por sí no fuera ya la caña, iba a poder ver en primera persona una FIV (fecundación in vitro), el MILAGRO DE LA CIENCIA, que se convierte en VIDA.

IVI Valencia

Instituto Valenciano de infertilidad

Ante todo, y en primer lugar, voy a dar las GRACIAS a Sonia y Arancha, las dos embriólogas que estuvieron conmigo y con mi contacto, la jefa de comunicación y social media de IVI, (decir que sin ella nada de esto hubiera sido posible), me explicaron todo el proceso que lleva una FIV, están al mando del laboratorio de IVI Valencia, junto con un gran equipazo que aguantó durante unas horas mi presencia, y mis preguntas constantes, no son las caras visibles, ya que es el ginecólogo o médico el que da la cara con el paciente, pero hay que saber que el laboratorio, es el corazón de la clínica, (o al menos esa fue mi percepción), lo que conseguirá que la vida que se formará en unos meses, sea posible.

La mañana prometía, estaba nerviosa, llegué a la clínica y enseguida me encontré con la jefa de comunicación, que estaría conmigo durante toda la visita, y con quien congenié a la primera, las instrucciones que la noche anterior recibí en mi mail, “Núria, importante que vengas sin maquillar, y sin perfume”, no era para menos, ya que cuando subimos a la tercera planta del edificio, donde es una zona esterilizada hasta límites insospechados, se hallan los quirófanos, laboratorios, etc me llevaron a los vestuarios donde me cambie de ropa, me puse peucos, gorro y un uniforme, y nos metimos de lleno en la visita.

“El laboratorio simula el útero materno”, wooooow… Esa fue una de las frases que me marcó en la jornada, unas rejillas de ventilación donde purifican y limpian continuamente el aire del laboratorio te daban la bienvenida al corazón de la clínica, el laboratorio, cuando abrí la puerta me quedé totalmente impactada, se lo hice saber a las biólogas que me acompañaban, no era para menos, la luz era tenue, habían más microscópios por centímetro cuadrado que haya visto en toda mi vida, los trabajadores con mascarillas, gorros verdes, pipetas, placas de petri, unas neveras gigantescas donde albergaban los óvulos, la limpieza, la pulcritud del ambiente, me daba mucho respeto sólo el entrar, así que pegué mis brazos a mi cuerpo para no tocar ni mover nada, y me limité a no pestañear, me negaba a perder ni un mínimo detalle.

ventilación controlada en IVI

Control máximo en todo el proceso

Todas las superficies del laboratorio se encuentran a 37º, temperatura del cuerpo humano, tanto las superficies de trabajo, como donde posan los óvulos en el microscopio, para que no sufran ningún tipo de alteraciones, así como por ejemplo los espermatozoides no son tan vulnerables a diferentes temperaturas, no pasa lo mismo con los óvulos, que son más sensibles a estos cambios de temperatura.

No voy a entrar mucho en detalle, ya que el post podría alargarse hasta el infinito y más allá de tanto tecnicismo, voy a reseñar lo que más me llamó la atención, como por ejemplo, una de las biólogas se encontraba extrayendo una célula, seleccionada específicamente, para posibles futuras enfermedades crónicas, es decir, que un bebé pueda nacer sano seleccionando el embrión sin enfermedad genética, simplemente espectacular… 

investigacion genética

Los espermatozoides están en diferente laboratorio que los óvulos, juntos pero no revueltos, (chiste malo, lo siento…), en una simple gotita que tuve la oportunidad de ver a través de un microscopio, albergan cientos de espermas, imaginar en una eyaculación la de millones y millones de bichitos…

espermatozoides en microscopio

Criogenización de óvulos

En una sala colindante a donde se hallaban los espermas, estaban los tanques de criogenización, óvulos congelados a -180º bajo cerodonde se hallan los óvulos de las mujeres que preservan su fertilidad, generalmente entre los 30 y los 38 años para ser mamás en el futuro. También hay tanques de muestras de semen congeladas y tanques de embriones, que aguardan el momento de la transferencia al útero materno.

criogenizacion de óvulos

Fecundación in Vitro

El porcentaje de éxito en este proceso es altísimo, aunque dependen de muchos factores, como la edad de la persona a la que se le van a inyectar el óvulo fecundado por ejemplo, me comentaban las expertas, que cada vez más mujeres que o pasan o rozan los cuarenta, acuden a estas clínicas, y en algunos de los casos tienes que recurrir a la ovodonación (donación de óvulos).

La bióloga me explicó el proceso de la FIV, desde que extraen los óvulos del cuerpo de la paciente, cuando lo fecundan con un esperma,  se convierte en preembrion y mientras pasan unos 3 o 4 días, van viendo la evolución día a día, hora a hora, los controlan exhaustivamente y los califican de mejor a peor calidad, escogen concienzudamente en el laboratorio mediante una algoritmo propio de IVI, los de mejor calidad, y ese o esos serán el que le transfieran a la paciente.

ovodonacion

Y llegó el momento en el que iba a ver como una de las biólogas iba a fecundar un óvulo con un espermatozoide, si Dios quiere, en unos meses nacerá un bebé, me parece FLIPANTE que este proceso de fecundación se haga A MANO, aquí entra la profesionalidad y la experiencia.

fecundando un ovocito

Este collage explica claramente los pasos que sigue la bióloga, en la primera fotografía se ve el ovocito a punto de ser microinyectado, en la segunda fotografía está atravesando el ovocito con una minúscula aguja que dentro lleva un espermatozoide, en la tercera foto está dejando el esperma dentro del ovocito, y en la cuarta fotografía está sacando la aguja del ovocito ya fecundado con éxito, ¿no os parece alucinante la ciencia?

Hasta aquí la visita virtual a la Clínica IVI de Valencia, ¡espero que os haya gustado!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)